Más y mejores años

Hola ¿cómo estás? No se qué edad tendrás pero de lo que si estoy seguro es que cuando vayas cumpliendo años querrás encontrarte como un jovenzuelo, así que te voy a contar como conseguirlo.

El entrenamiento de fuerza es necesario, a cualquier edad y con especial énfasis en las persona

mayores. Esto es un hecho, existe mucha evidencia científica que lo avala y las principales organizaciones encargadas del cuidado y mantenimiento de salud recomiendan la práctica de los entrenamientos de fuerza en personas de avanzada edad.

Te voy a comentar cuales son las dos razones más importantes:

1. Mejorar el nivel de condición física.

Una mejora de la condición física en personas mayores logrará que las labores de la vida cotidiana resulten más sencillas (cargar la compra, mover algún mueble), e incluso consigan realizar gestos perdidos (levantarse del suelo sin ayuda) por ejemplo, lo que producirá sin ninguna duda una mejora en su calidad de vida.

Por otro lado, un buen nivel de fuerza es básico en la prevención de caídas, principal causa de fracturas de cadera y otras lesiones traumáticas. En España, más del 20% de los mayores que se fracturan la cadera fallecen a lo largo del primer año o se quedan sin la posibilidad de volver a caminar y un 70% del total aproximadamente vuelve a sufrir una segunda fractura de cadera. Por tanto queda más que recomendado el entrenamiento de fuerza en este sector de la población.

2. Reducir el riesgo de mortalidad.

En pacientes con enfermedades crónicas el entrenamiento de fuerza reduce la comorbilidad, que viene a ser la presencia de otros trastornos o enfermedades además del trastorno/enfermedad primario, provocando por tanto que se reduzca el porcentaje de mortalidad relacionado con este aspecto.

Estudios indican la relación directa entre el declive de la fuerza, que no la fuerza de partida, con una mortalidad prematura. La pérdida natural de la fuerza , también llamada sarcopenia y principal causante de discapacidad funcional y fragilidad en personas mayores puede ser perfectamente contrarrestado con una buena planificación y entrenamiento de fuerza.

3. En resumen, efectos positivos de entrenar fuerza.

- Mejora de los factores de riesgo cardiovascular (presión arterial, colesterol,…)

- Reducción de la resistencia a la insulina.

- Calidad muscular.

- Reducción riesgo de caídas

Espero que os haya gustado y os haya parecido interesante el artículo ¡Ya sabéis que nos ayudáis si lo compartís! ¡Hasta el mes que viene y a hacer deporte!

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Dynamic Life
  • Instagram Dynamic Life
  • Twitter Dynamic Life
  • YouTube Dynamic Life