¿Pesas y niños? ¡Por supuesto!

Desde que existe el mundo de las pesas existe mucha controversia y se ha generado un intenso debate sobre si es bueno o malo que los niños entrenen fuerza, por suerte para todos cada vez interesa más el mundo del Fitness y por tanto se estudian e investigan más todos estos aspectos que antes sin ningún tipo de evidencia quedaban en manos de mitos y leyendas.

Antes de mi breve explicación me gustaría matizar el título; “Pesas y niños, por supuesto” pero

cuidado, no a cualquier precio. En este caso es muy importante la supervisión de un profesional cualificado y el diseño de un programa perfectamente adaptado al joven cliente.

Hablemos ahora de algunos beneficios:

- Mejora de la composición corporal (menos grasa, más músculo): Destacar que para un niño con sobrepeso, una actividad aeróbica como correr puede resultarle demasiado compleja y frustrante debido al exceso de peso y por tanto seguramente un programa de fuerza para empezar a mejorar su composición sea mucho más atractivo y motivador.

- Salud ósea: El hueso necesita de diferentes impactos para la fijación del calcio y aumentar por tanto la densidad ósea. No existe ningún tipo de evidencia acerca de que el entrenamiento de fuerza perjudique al crecimiento de los huesos o cartílagos.

- Prevención y rehabilitación de lesiones: Un niño que entrena fuerza llega a reducir hasta en un 50% la probabilidad de lesiones por sobrecarga, un buen programa de entrenamiento de fuerza sin duda puede ayudar a evitar futuras lesiones por descompensaciones como el valgo de rodilla o cifosis dorsal en la espalda.

- Habilidades motrices y rendimiento deportivo: El entrenamiento de fuerza mejorará las habilidades básicas como correr, saltar o lanzar que tiene transferencia directa al ámbito deportivo. Destacar también que en la niñez y la prepubescencia las ganancias de fuerza vuelven a sus valores normales con una interrupción prolongada del entrenamiento (8-12 semanas), por tanto un programa de fuerza en niños debe estar construido y periodizado a largo plazo.

- Psicológicos: No hay nada mejor para la salud mental de un niño que aceptarse y sentirse bien consigo mismo, el entrenamiento de fuerza le ayudará a mejorar su estado de ánimo gracias la autosuperación y a la motivación que aporta el progreso.

Espero que te haya gustado el artículo, y ya sabes que nos ayudas si lo compartes.

¡Hasta dentro de un mes!

Referencias:

- Del Castillo Molina J.M. Guía actual y científica del entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes: Referencia para los padres y profesionales de la educación física y el deporte. www.josemief.com/entrenamiento-de-fuerza-en-jovenes-ninos-y-adolescentes/

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Dynamic Life
  • Instagram Dynamic Life
  • Twitter Dynamic Life
  • YouTube Dynamic Life