¿Qué llevas contigo?

Un hombre preparaba una maleta para salir de viaje y emprender una travesía. Pensaba en aquello que llevaría y qué dejaría atrás durante su largo camino.

Estuvo atendiendo este asunto y se dio cuenta de que le costaba tomar una decisión. Unas veces se decía a sí mismo, escojo el libro que instruye, la linterna que ilumina los sitios oscuros y desconocidos, el botiquín que sana heridas, la caja de recuerdos, el escudo que protege y los pañuelos que secan lágrimas. Otras, en cambio, se decantaba por la pluma que acaricia, la llave que abre corazones, las lentes que le permitían ver más allá, los guantes para tener tacto, la libreta con mensajes para compartir, el reloj que sólo medía los buenos momentos o las canciones que le hacían vibrar.

¡Todo le parecía imprescindible y no podía determinar qué dejar fuera del equipaje! Sin embargo, debía aligerar pues, de lo contrario, no podría acarrearla y estar atento a los nuevos horizontes que se le presentaran por delante.

Finalmente, consideró que debía llevar media maleta vacía para poder llenarla con aquello que fuera

necesitando y atesorando en su trayecto. Concluyó que para poder avanzar no era útil tirar de todo lo que había llenado conocido hasta ese momento y que, si no se desprendía de lo que más le pesaba resultaría difícil cargar con todo ello. Del mismo modo, restaría espacio para añadir sus nuevas experiencias…

Cada uno de nosotros acumulamos multitud de situaciones de las que nos cuesta desprendernos. Pero, la vida es cambio y para potenciar nuestra capacidad para ser felices podemos fluir con los cambios o quedarnos enganchados a sentimientos, relaciones o acontecimientos pasados que nos impiden vivir el presente. La clave es aprender a soltar todo lo que nos produzca daño y nos impida avanzar hacia el futuro.

Todo final implica el comienzo de algo novedoso. Detectar lo que nos sobra y saber renunciar a ello nos facilitará el disfrute de lo positivo que nos suceda y a extraer aprendizajes de las dificultades. Los obstáculos resultan de gran valor para nuestro desarrollo como pasajeros de la existencia . ¡Buen viaje!

“En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante” (Robert Lee Frost)

Si deseas hablar conmigo personalmente puedes pedir cita pinchando aquí, me despido hasta el mes que viene deseando que os haya gustado el artículo.

¡SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO!

Featured Posts
Artículos recientes
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • YouTube App Icon