Diario de una aprendiz

Querida Soledad,

En ocasiones, necesaria y, a veces, tu mala fama hace que escapemos de ti, ¿a qué se debe? ¿con qué te asociamos? ¿cuál es nuestra capacidad para adaptarnos a tu presencia?

Conocemos tus virtudes puesto que te aceptamos como compañera de viaje mientras que de tus efectos negativos ¿quién se libra? No es grato sentirse solo en situaciones no deseadas pero, ¿cuál es nuestro diálogo interno sobre qué significas? ¿qué creencias hay detrás del sentido que te damos? ¿cómo afecta ello a los sentimientos y a nuestra manera de actuar? A los que te temen les cuesta sentirse independientes pero ese planteamiento ¿dónde les sitúa respecto a su seguridad y autoestima?.

Eres, por momentos, lo más buscado y puedes convertirte, también, en una fuente de tristeza. Cuando sólo estás tú somos capaces de conectarnos a nosotros mismos y cuando te encontramos, sin llamarte, dejamos espacio al victimismo que tambalea el sentido real que le damos a nuestra vida.

Tu gran valor reside en que nos permites conocernos en esencia y regalarnos la fortuna de saber

quiénes somos. Desde esta atalaya es desde donde nos sentimos nuestros propios dueños en disposición para elegirte o decidir cambiarte para relacionarnos con otros con quien compartir nuestro tiempo.

Momentos de soledad atesoran el alcance de la madurez mientras que cuando no te queremos y, aun así, insistes en estar a nuestro lado nos preguntamos ¿para qué viniste? ¿cuál es el aprendizaje que nos envías?

Traigas soledad física o emocional atraviesas la puerta y si te admitimos moldearás nuestro ser y nos ofrecerás sabios descubrimientos. Si no nos visitas a menudo no reparamos en ti, pero, si te notamos demasiado cerca y con mucha intensidad ¿qué dice eso acerca de nuestro presente? ¿qué miedos escondemos? ¿qué necesitamos aprender? ¿y para qué? Si eres la única confidente o no nos es fácil abandonarte ¿qué quieres decirnos? ¿cómo pensar y sentir distinto? ¿qué podemos hacer diferente?

Mi querida amiga, la amistad es cosa de dos y nuestra relación también depende de mí. Del equilibrio entre lo que nos demos encontraremos el bienestar y la paz.

“Las emociones como la soledad tienen un rol importante a jugar en una vida feliz: son grandes signos de que algo tiene que cambiar” Gretchen Rubin

Si deseas hablar conmigo personalmente puedes pedir cita pinchando aquí.

¡Esperando que os haya gustado el artículo me despido hasta el mes que viene!

¡SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO!

Featured Posts
Artículos recientes
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • YouTube App Icon