Buenos hábitos en 21 días

Hola a tod@s ¿como estáis? Supongo que muchos de vosotros de vuelta de unas merecidas vacaciones, estamos en Septiembre y junto con el principio de año son los 2 momentos donde seguro que tod@s nos planteamos introducir nuevos y buenos hábitos en nuestra vida, pues bien, sobre esto va a tratar este nuevo artículo

De un tiempo a esta parte he leido varios artículos, incluso he visto en algún anuncio en los que destacan la posibilidad de adquirir los tan deseados buenos hábitos en tan "solo" 21 días, parece que es un descubrimiento muy reciente y en realidad ya había indicios y estudios sobre esto a finales del siglo XIX.

La gran mayoría de los estudios sobre este tema coinciden en los mismo, nuestro cerebro esta claro que es un órgano moldeable y esta demostrado que en el proceso de aprendizaje de cualquier nueva habilidad se produce una modificación y establecimiento de nuevas relaciones y circuitos neuronales que a su vez alteran su funcionamiento. Por lo tanto con entrenamiento y constancia podemos cambiar nuestros hábitos de comportamiento.

¿Es cierto que cambiar o introducir nuevos hábitos nos va a llevar 21 días?

No es tan sencillo y entran en juego otras variables.

En el estudio mas profundo realizado, donde

utilizaron a 100 personas que querían cambiar algún hábito en su vida, se comprobó que hubo algunos que en 20 dias lo habían logrado, en cambio a otros les costo unos 250 días.

¿Por qué esta diferencia?

Por 2 causas principalmente, la primera, la complejidad que conlleva ese nuevo hábito, aquellos que eran sencillos eran adquiridos de manera más rápida y facil. Y la segunda causa y la más importante, la motivación que nos lleva a querer cambiar o introducir ese hábito. Es fundamental encontrar sentido a lo que estas intentando cambiar, de no ser así va a ser muy complicado.

Nuestro particular consejo se basa en tener muy en cuenta estas 2 causas, por lo que os recomendamos intentar empezar por pocos y no muy complejos nuevos hábitos que queramos cambiar. Las motivaciones que podemos encontrar para un mismo hábito pueden ser muy diferentes, por ejemplo puede ser igual de fuerte la motivación encontrada en quererse bien para el verano como querer perder peso para jugar y aguantar el ritmo de mis niños pequeños, y el resultado final es el mismo ¡perder peso y estar saludable! Es fundamental encontrar nuestra motivación.

¡Mucho ánimo y a por ello!

¡SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPARTELO!

Featured Posts
Artículos recientes
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • YouTube App Icon